Entrevistamos al escritor Fernando Gracia Ortuño

Te presentamos a Fernando Gracia Ortuño, autor de La rebelión de las lentejas y otras obras más

Fernando Gracia Ortuño, Barcelona, 1963. Aunque de formación variada en distintas disciplinas, como Dirección en Cocina, Psicología o Mecánica Industrial, desde temprana edad mostró interés por la literatura.

En el año 84 queda finalista en un concurso de relatos en el centro cultural de Torre Llobeta, Barcelona, con un relato satírico titulado “¿Qué es la literatura?”

En el 2011 quedó finalista de otro concurso literario con el relato “Lo más gore”, de la editorial Innovalibros. En el 2011 ganó el concurso internacional de relatos Turistilla, con el relato de humor “La Playa”.

En el 2013 gana el concurso “Equinoccio” de microrrelato negro con un relato titulado “El Cumpleaños”. A primeros de 2016 gana (como relato más votado), la primera edición del encuentro literario de la revista Solo Novela Negra, con un relato criminal titulado “No tienes huevos”.

También ha trabajado de locutor de radio con un programa de literatura titulado Leyendas en el Tintero, y ha publicado relatos en distintas antologías, desde las de género negro hasta las de erótico o satírico.

Mientras tanto, ha ido acumulando narraciones en sus distintos blogs y páginas web. Con parte de ellos, en el 2011 publicó “Y digo yo”, con Ediciones MTM, y otro libro de relatos.

En abril de 2013 publicó la novela negra: “Un detective en la cocina”, con Serial Ediciones. Y en Enero del 2014, con Ediciones Oblicuas, una recopilación de cuentos satírico-macabros titulado “El mote y otros relatos satíricos”.

En Marzo de 2016 publica con Equilibrista Editorial “La Rebelión de las Lentejas”, una desternillante novela donde hace incursión en el género de la sátira novelística.

La rebelión de las lentejas es, en efecto, una burla cáustica y mordaz, ingeniosamente premeditada e implacable, de cierta realidad impuestas por la sociedad, que ésta proclama o presupone como justa, buena o perdurable, no siéndolo en absoluto.

También en 2017 publica con Ediciones Carena la recopilación de relatos negros y satíricos “Holocausto Animal”, la mayor parte de los cuales habían sido previamente publicado por la revista del género negro por excelencia Sólo Novela Negra, de Granada.

Índice de contenidos

Entrevista al escritor Fernando Gracia Ortuño, escritor de “La rebelión de las lentejas” y otras obras más

Hoy nos encontramos con Fernando Gracia Ortuño para hablar de su libro La rebelión de las lentejas, pero no será de lo único que hablemos.

¿Te apuntas a conocer a este genuino autor?

No queremos destripar nada sobre esta obra, pero ¿cuál es el argumento principal de La Rebelión de las lentejas?

La novela, al narrarse en primera persona en una serie de misivas enviadas por sms a una amiga, abarca muchos aspectos de la vida del protagonista. Protagonista peculiar y, digamos, clarividente, socarrón o sarcástico, siempre crítico con el mundo que le ha tocado vivir… Pero si tuviera que enunciarla por su argumento principal diría que narra la historia, las anécdotas y las alucinaciones, los encontronazos y las experiencias de un funcionario que, de la noche a la mañana, le cambian el orden del día y todo su mundo se ve trastocado, a la par que su mente, con semejantes y absurdos cambios en su día a día, a partir, claro está, de los recortes, la crisis y todo lo que significó en su conjunto a nivel personal y global.

Una de las curiosidades que más nos ha llamado la atención es el título del libro, ¿por qué lo elegiste?

La rebelión es la de las lentejas en alusión a una alegoría que el protagonista hace en un momento dado sobre la capacidad de aguante del ser humano y su renuencia al cambio; exactamente igual que las lentejas que un día está contemplando.

Cuando las ve hervir en la caldera, en efecto, nunca se queman, siempre soportan todo sin rechistar, por mucho gas que le eches. Por eso la rebelión de las lentejas viene un poco a simbolizar en esta novela el fracaso, la inutilidad y la frustración de todo el período que se relata de la crisis y los imprescindibles recortes que conllevaron, y que supuso para la sociedad, desde el año 2007 al 2015, que no mejorara nada en absoluto, sino un terrible desembolso de dinero que vete tú a saber en manos de quién está ahora.

El libro se encuentra en el número 1 de narrativa en Amazon Kindle, ¿cuánto tiempo lleva en este puesto?

Pues ahora que lo dice, creo que desde el año 2017, o finales del 16, en que me fijé en que en la plataforma de Amazon ponía “número uno en narrativa”.

¿Ha realizado alguna acción para llegar hasta un puesto tan alto? ¿siente que esto ha sido una inyección de moral y satisfacción para seguir escribiendo con aún más empeño?

Sí, por supuesto, siempre que puedo promociono de la manera que sea la novela, aunque mis métodos de marketing sean un poco caseros o improvisados, pero siempre ilusiona saber que hay gran número de lectores. Para mí la mayor ilusión, de todas formas, sigue siendo siempre la fidelización del lector. El hecho de que algo que has creado le entusiasme y anime a leer lo que tú escribes.

La rebelión de las lentejas es tu libro más laureado, ¿podrías hablarnos de tus otros títulos publicados?

Lo primero que escribí fue un libro de relatos, mitad negros, mitad satíricos y amorosos: Y digo yo, con Serial Ediciones. Recuerdo que estuvimos todo un verano corrigiendo los relatos, uno por uno, con un corrector de la editorial. Luego escribí con la misma editorial Un detective en la cocina, que a pesar del título trata de una trama criminal dentro de un puesto de trabajo.

Una novela muy dura y descarnada. Con Ediciones Oblicuas publiqué en el 2014 un libro de relatos titulado El mote y otros relatos satíricos. Otro libro de relatos con Ediciones Carena, titulado Holocausto animal, que está agotado. Y, finalmente, con La equilibrista editorial, esta novela. Actualmente estoy escribiendo una novela negra. Y colaboro con la revista de género negro criminal Solo Novela Negra, donde hay publicados muchos de los relatos de Holocausto animal.

Basta con detenerse en tu obra para ver la predilección que tienes sobre el género negro, ¿quiénes son tus referentes actuales sobre el mismo?

De los autores actuales que escriben en género negro, una autora que me gusta mucho es Paula Hawkins. Su novela Escrito en el agua es tremenda. De Hawkins también me gustó La chica del tren. La habitación, de Emma Donoghue, una novela muy sencilla, pero muy profunda. En este país me gusta la forma elegante y sutil de escribir de Víctor del Árbol. Luego me encanta Laura Gallego en Cuando me veas, una impresionante novela criminal de barrio. Leo también a Andreu Martín, Javier Cercas, Toni Hill, David Torres, Niños de tiza, en fin, sobre el género negro hay tantos… ¡y se escribe actualmente tan bien…!

Otra de las curiosidades que nos gusta conocer es el primer libro o alguno de los primeros libros que leíste cuando eras pequeño, ¿lo recuerdas?

Sí, me gustó mucho una primera novela, causante de mi enganche definitivo a la lectura, con catorce años: Chico negro, de Richard Wright. Tuve que hacer un trabajo en el colegio y saqué un diez. También, una de mis primeras lecturas fue El lobo estepario. La recomiendo. Y sobre todo un libro que me marcó muchísimo para escribir género negro: La negra senda del miedo, de Cornell Woolrich, impresionante novela de género negro, trágica, además de una apasionante historia de amor.

¿Qué te llevó a adentrarte en el mundo de la literatura?

En mi caso es una necesidad. Tanto leer como escribir. Con la práctica, en la escritura, tal vez haya mejorado un poco con los años, desde aquellos escritos que con 18 años me hacían sudar la gota gorda, de rubor, en las correcciones.

Nos gusta conocer la opinión de distintos escritores sobre algunos temas relacionados con el mundo de las letras, y en este caso no va a ser menos. Respecto al panorama editorial actual, ¿podrías hacernos un pequeño análisis?

Hoy vivimos una explosión demográfica de la literatura. En mi escalera, si convocaran un premio de literatura, seguro que el jurado lo tendría muy difícil. Escribimos todos. Tal vez no leamos tanto, pero escribir, hoy escribimos todos. Esto tiene un lado bueno y otro malo. Por un lado, hay mucho donde elegir, y siempre es algo positivo y formador en general, además de que por estadística está demostrado que siempre el nivel sube con el porcentaje. Por otro lado, sin embargo, tanta profusión hace difícil escoger, y hay que buscar mucho más para encontrar cierta calidad literaria, profundidad. Al final la calidad siempre es la que determina que un autor sea más o menos bueno. Hoy de todas formas, se da la incongruente paradoja de ver que existen miles o millones de best Sellers sosos. Es un fenómeno que va en aumento. Profesionales de la literatura, o escritura comercial, que ganan mucho, así como sus editoriales, y que escriben novelas como churros, pero que, sin embargo, no aguantas un capítulo cogido incluso al azar, que te caes de espaldas y te preguntas: “¿Pero esto qué es, cielo santo…? Es algo muy extraño lo que está ocurriendo, y que tiene que ver, claro, con el nivel de lectura de la población globalizada, con lo que se considera valioso o clásico en literatura hoy por hoy. Supongo, de todas maneras, que esto cambiará. De hecho, lo está haciendo. Aunque hay que buscar mucho para encontrar a los futuros clásicos de la literatura universal. No podemos juzgar los libros que se publican si nos basamos en un criterio de banalidad. Las editoriales tienen mucho que ver en esto.

¿Hay algún género con el que te gustaría experimentar y aún no te hayas decidido a ello?

La novela romántica. Me gustaría, pero no en plan Las cincuenta sombras de grey, por supuesto. Algo que rompería un poco el chiché de novela rosa, romanticona y baladí de hoy en día. Tal vez una novela romántica del estilo de antes, histórica, cuando el romanticismo no era una cosa tan absolutamente banalizada, desvirtuada, como hoy en día. Cuando novela como Cumbres borrascosas, o dramas como Romeo y Julieta marcaban la pauta. Eran románticos, no romanticones con toques pseudo eróticos, espúreos de pura frivolidad cansina, como las novelas románticas de hoy en día, que no soporto, lo siento, y por eso no leo ni una. Para mí estas novela románticas de hoy en día las debería recetar algún juez en algunas causas penales.

Define tu carácter literario en tres palabras, ¿eres capaz?

Visceral, sentido, descarnado. Tal vez sea eso… no sé… intermitente.

¿Qué estás escribiendo actualmente?

Una novela negra. Todavía la estoy estudiando, meditando, desde hace cierto tiempo.

Para terminar, nos gustaría conocer cuáles son tus tres títulos indispensables, no son muchos y no será una decisión fácil, pero queremos conocer también tu faceta lectora.

-Una novela impresionante de Jim Thompson: Hijo de la ira. Luego una novela negra impresionante de Boris Vian: Escupiré sobre vuestra tumba. Y un anónimo, Chimo, con La inolvidable novela romántico-erótica: La Voz de Lila. No me olvido de El guardián sobre el centeno, de Sallinger, que me encantó.

Muchas gracias por concedernos la entrevista, estamos seguros que será más que interesante para nuestros lectores.

Puedes encontrar a Fernando Gracia en las siguientes redes sociales

Descubre el libro “La rebelión de las lentejas” en Amazon. Número 1 en Kindle / Narrativa: https://amzn.to/2UuFpsN

Clic para tuitear

Si te ha gustado esta entrevista la puedes valorar aquí, gracias:

Haz clic en el siguiente enlace si quieres ver mas entrevistas de escritores.

Entrevistas

Comentario nuevo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Resumen de nuestra Política de Privacidad

  • Responsable: Si lo puedes imaginar lo puedes hacer, SL.
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios.
  • Legitimación: Necesitas dar tu consentimiento para publicar un comentario.
  • Destinatarios: Tus datos se alojan en los servidores de Cubenode.com.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos en la dirección del responsable (en nuestra política de privacidad).

Anterior
Libro: Los diarios de Gervasio Cunqueiro, una obra de Alejandro Palés Argullós
Siguiente
Entrevistamos a Carmen Rodríguez, autora de “Tu presencia impar”