Diez consejos para escribir sin faltas de ortografía

Recomendaciones y consejos para escribir sin faltas de ortografía.

consejos para escribir sin faltas de ortografía

A día de hoy, en pleno siglo XXI, todavía son muchos los que encuentran una gran dificultad a la hora de escribir sin faltas de ortografía.

Algunos simplemente fallan en la colocación de las comas; otros, en las palabras que llevan “b” o “v”, y la mayoría, en las reglas de acentuación.

10 Recomendaciones para evitar cometer faltas ortográficas

Para evitar incurrir en este tipo de errores ortográficos, voy a mencionar diez consejos para escribir sin faltas de ortografía.

1. Lee mucho.

Lee mucho, esta es la clave del éxito. Los amantes de los libros, más conocidos como bibliófilos, son menos propensos a cometer faltas de ortografía por una sencilla razón: porque están familiarizados con las letras.

El hecho de leer con frecuencia hace que nuestra memoria recuerde determinadas palabras y estructuras que a lo mejor antes no conocíamos.

De esta forma, nos otorga una cierta clarividencia para distinguir una palabra bien escrita de otra que no lo está. Por no mencionar que la lectura es la principal fuente de conocimiento y que gracias a los libros aprendemos mucho y de una forma didáctica y prácticamente inconsciente.

2. Ten siempre un diccionario a mano.

Este punto va un poco ligado al anterior. Siempre que leas alguna palabra o expresión de la que desconozcas su significado, búscala en el diccionario. Eso hará que sepas lo que estás leyendo y además, probablemente, te ayude a memorizar mejor cómo se escribe.

Hoy en día buscar el significado de una palabra es mucho más fácil y cómodo gracias a una herramienta fantástica llamada internet.

No necesitas tener un tomo de doscientas páginas bajo el brazo todo el tiempo; tan sólo un móvil. Y eso, querido lector, creo que es algo que todos llevamos encima siempre.

En cuestión de segundos puedes acceder a la página de la RAE y consultar cualquier tipo de duda que tengas.

El diccionario va a ser tu mejor aliado a la hora de evitar faltas ortográficas, no dudes en usarlo, para eso está.

3. Revisa las normas básicas de gramática, ortografía y signos de puntuación.

Sí, me refiero a esos apuntes de primaria que seguramente tienes guardados en algún cajón. Aunque pienses que son inservibles, ese viejo cuaderno con hojas de cuadros puede sacarte de más de un apuro. Las reglas de la gramática y la ortografía son las primeras que nos enseñan cuando aprendemos a escribir.

El problema es que con el paso de los años tendemos a olvidarlas y a no repasar los puntos en los que fallamos. Pero todo eso está ahí, porque nos lo han enseñado, y hay algunas bases fundamentales sin las que es imposible escribir correctamente.

El siguiente enlace te lleva a un artículo que hablamos de la importancia de usar bien los signos de puntuación.

4. Estudia el origen de las palabras.

Muchas palabras (por no decir prácticamente todas) provienen del latín, que es una lengua romance. Por ello, aprenderse las raíces griegas y latinas de las que provienen las palabras es un truco no sólo muy útil, sino que además se utiliza en muchos concursos de ortografía.

5. Revisa las faltas más comunes.

Hay determinadas palabras, formas gramaticales o adverbiales que generan más errores que otras. Algunas son sencillas, como las “h”, la “b” y la “v” la “y” y la “ll”, la “r” y la “rr”, la “g” y la “j”, la “c” y la “z”, etc…

Otras son más complejas como el uso de las mayúsculas, los signos de puntuación, las reglas de acentuación (palabras agudas, llanas y esdrújulas) o incluso palabras que suenan igual pero se escriben de forma diferente porque tienen significados distintos, como los “hay, ay o ahí” o los “haya, halla y allá” o las diferencias entre los distintos porques.

6. Subraya y apunta las palabras que te generen alguna dificultad.

Acostumbrarse a leer con frecuencia es el primer paso, pero lo verdaderamente importante es subrayar y apuntar todas aquellas palabras que nos llamen la atención, tanto porque nos resultan difíciles de escribir como porque desconocemos su significado, para salir de dudas, utiliza el diccionario.

Una vez hayas elaborado un listado con ellas, puedes dedicar unos pocos minutos al día para practicar. Simplemente se trata de leerlas en voz alta y escribirlas varias veces hasta que dejen de suponerte un problema.

Cuando lo consigas, podrás borrarlas de la lista e ir añadiendo otras nuevas. Ya verás como así consigues aprender muchas palabras nuevas en poco tiempo y ampliar tu vocabulario de una manera sencilla y divertida.

7. Practica haciendo dictados.

Para poder evolucionar y adquirir más conocimientos no basta con buscar palabras, apuntarlas y memorizarlas. Es fundamental realizar dictados, tanto para coger mayor destreza y rapidez al redactar, como para no dudar en el momento de escribir una palabra.

En la actualidad, ni siquiera necesitas a alguien que te dicte los textos. En internet puedes encontrar múltiples herramientas y recursos online para mejorar tu nivel ortografía y la calidad de tu redacción.

8. Pregunta y aprende.

A veces, la mejor forma de aprender es preguntando. Por eso se creó La Fundación del Español Urgente (Fundéu), una institución sin ánimo de lucro diseñada para promover el buen uso del español.

Puedes comunicarte con ellos a través de las redes sociales y preguntar cualquier duda que tengas de forma totalmente gratuita. Además, también publican artículos con consejos y recomendaciones muy útiles.

9. Evita cometer fallos ortográficos innecesarios cuando escribas mensajes de texto.

Todos sabemos que está a la orden del día acortar las palabras, utilizar emoticonos o emojis para expresar de forma más escueta lo que queremos decir. Sin embargo, eso no hace más que perjudicar nuestra escritura y hacernos perder fluidez para expresarnos con claridad.

A veces, menos no es más. En este caso, es mejor tardar más tiempo en escribir y hacerlo con propiedad.

10. Escribe mucho.

Todos los consejos anteriores no servirán de nada si no te acostumbras a escribir con frecuencia. Tal vez podrías proponerte llevar un diario o una agenda donde apuntes las cosas que te ocurren o las tareas que tienes pendientes. Incluso copiar algún texto que te guste y que encuentres por internet.

La importancia de escribir a mano es algo que está infravalorado y no nos damos cuenta de que las nuevas tecnologías son, en gran parte, responsables de que muchos de nosotros escribamos con faltas de ortografía.

Ese afán por acortar las palabras escudándonos en la falta de tiempo y descuidar la redacción con la excusa de que tenemos un corrector es lo que genera que lleguen los exámenes de selectividad, o incluso de la universidad, y nos bajen las calificaciones por faltas.

Por ello, no sólo te recomiendo que escribas. Te animo a que lo hagas porque es uno de los mayores privilegios que posee el ser humano: poder comunicar.

10 consejos y recomendaciones para escribir sin faltas de ortografía. #ortografia #recomendar Clic para tuitear

En este blog tenemos una categoría especialmente destinada a las  normas ortográficas, en ella publicamos diversos artículos con consejos y recomendaciones para aclarar muchas dudas, en muchos casos muy básicas, por ejemplo diferencias entre usar echar y hechar.

Si te ha gustado este artículo, te agradecería que lo valorases, gracias: 

Gramática y ortografía

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Resumen de nuestra Política de Privacidad

  • Responsable: Si lo puedes imaginar lo puedes hacer, SL.
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios.
  • Legitimación: Necesitas dar tu consentimiento para publicar un comentario.
  • Destinatarios: Tus datos se alojan en los servidores de Cubenode.com.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos en la dirección del responsable (en nuestra política de privacidad).

Previous reading
Diez libros que te harán pasar verdadero miedo
Next reading
La importancia de usar bien los signos puntuación